COMPARTIR

Poderosos sismos que remecieron la isla indonesia de Sulawesi este viernes dañaron viviendas y mataron al menos a una persona.

ContraPunto/Agencia

28 de septiembre de 2018, Yakarta.- El Servicio Geológico de Estados Unidos señaló que el sismo se registró a una profundidad de 10 kilómetros con epicentro a 56 kilómetros al noreste de Donggala, en el centro de Sulawesi, más temprano se registró otro sismo de magnitud 6.1 que dejó una persona muerta.

El Servicio Geológico de Estados Unidos señaló que el más fuerte de los dos sismos más graves se registró a una profundidad de 10 kilómetros con epicentro a 56 kilómetros al noreste de la localidad de Donggala, en el centro de Sulawesi.

Sin embargo, la alerta de tsunami fue levantada en menos de una hora, aunque las autoridades pidieron a los habitantes de la zona afectada que permanezcan pendientes ante las réplicas.

Un funcionario de la agencia local de desastres, Akris, dijo que “muchas viviendas han colapsado”.

“Sucedió mientras teníamos dificultades para recabar datos de las nueve localidades afectadas por el primer sismo”, agregó. “Las personas huyeron aterrorizadas”.

El vocero de la Agencia Nacional de Mitigación de Desastres, Sutopo Purwo Nugroho, dijo que las comunicaciones con la zona estaban interrumpidas.

“Nuestra estimación inicial, basada en la experiencia, es que causó daños graves, desde (la capital provincial) Palu hacia el norte hasta Donggala”, comentó a MetroTV.

Agregó que la agencia nacional en Yakarta estaba teniendo dificultades para contactar a algunas autoridades en la zona.

Horas antes se registró un terremoto de magnitud 6.1 en el que murió una persona, 10 más resultaron heridas y decenas de viviendas sufrieron daños.

Indonesia es propensa a los terremotos debido a su ubicación en el “Anillo de Fuego”, una serie de volcanes y fallas tectónicas en la cuenca del Pacífico.

En diciembre de 2004, un enorme terremoto de 9.1 frente a las costas de Sumatra, en el oeste de Indonesia, desencadenó un tsunami que causó la muerte de 230 mil personas en una docena de países.

DEJA UNA RESPUESTA