COMPARTIR

Lo consideran un atentado contra los derechos de autor, así como fomento a la piratería.

ContraPunto/Agencias

13 de marzo de 2018, Monterrey.- Desde hace días, fans de la serie Dragon Ball hicieron viral su deseo de que se transmitiera el capítulo final en pantalla gigante en las plazas públicas, y se logró: varios gobiernos municipales anunciaron que proyectarán el episodio 130 en pantallas gigantes el próximo domingo 25 de marzo, pero este fenómeno llegó a los oídos del estudio Toei Animation, quien emitió un comunicado explicando que ellos jamás han autorizado la transmisión masiva de los episodios finales del anime, publicó TVAzteca.

En el comunicado se puede leer que el estudio confirma que ellos nunca dieron su consentimiento para permitir la transmisión pública de los episodios finales de Dragon Ball Super.

Mencionan que este tipo de proyecciones atentan contra los derechos de autor, además de incitar al consumo de la piratería.

Por lo anterior, Toei Animation invitó a los fans a cuidar el trabajo de miles de personas, y que vean los capítulos en los medios, canales y plataformas oficiales.

DEJA UNA RESPUESTA