COMPARTIR
Ante unos implacables jueces los dos participantes laguneros, Monserrat y Fernando dieron una primera muestra de su talento.

Agencias

9 de julio de 2018, Ciudad de México.- Luego de 6 años, el reallity show musical La Academia, regresó para dar oportunidad a dieciocho aspirantes a convertirse en cantantes profesionales, entre los que se encuentran dos laguneros, Monserrat Torales Medina y Fernando Dávila Ortiz, quienes la noche de ayer confirmaron su participación dentro de esta competencia.

Monse, de 24 años, originaria de Gómez Palacio, Durango, compartió previo a su presentación la experiencia que tiene como cantante, la cual desarrolló durante cuatro años en la ciudad de Bangkok. Su regreso a México fue con la finalidad de poder cumplir su sueño de grabar un disco, lo cual dice, le ha costado sufrimiento y frustración.

“Entrar a La Academia es un sueño”, declaró la gomezpalatina, quien interpretó el tema de reguetón 3 am, a dueto con el aspirante regiomontano, Charly Sánchez.

Luego de su interpretación, las críticas de, Arturo López Gavito, Edith Márquez, Edwin Luna y Horacio Villalobos fueron alentadoras para Monse, los primeros tres destacaron las tablas de experiencia que tiene la lagunera, aún pese a que consideran que el tema no requería de mayor esfuerzo vocal; Por otro lado, Horacio, declaró que la presentación de pareció“horrenda”.

Por su parte, Fernando Dávila de 24 años, originario de Torreón, compartió su amor por el arte musical y lo difícil que ha sido que su padre apoye su carrera artística. Fer se graduó de la Sociedad de Autores y Compositores, y considera que ingresar a La Academia es una oportunidad para construir un mejor futuro en la música.

Durante su debut, el torreonense interpretó a dueto junto Alexis de Chiapas, un tema del género ranchero, Estos Celos, una canción del fallecido Joan Sebastian.

Esta ocasión, los jueces no dieron crédito a la presentación de Fernando pues, Edith Márquez consideró que la canción les había quedado grande, mientras que Gavito le sugirió que de permanecer en La Academia tendría que trabajar muy fuerte.

Al final, de los dieciocho aspirantes, los dos laguneros fueron elegidos por los jueces para sumarse a los quince nuevos alumnos de La Academia.

DEJA UNA RESPUESTA