COMPARTIR
Desarrollan armas espaciales en Rusia

La subsecretaria de Estado para el Control de Armas de EU dijo que Rusia desarrolla un sistema láser para destruir satélites y que puso en órbita un dispositivo cuyo comportamiento es anormal.

ContraPunto

14 de agosto de 2018, Estados Unidos.- La subsecretaria de Estado para el Control de Armas de EU expresó profundas sospechas sobre la búsqueda de desarrollar nuevas armas espaciales por parte de Rusia, entre ellas un sistema láser móvil para destruir satélites en el espacio y el lanzamiento de un nuevo satélite de inspección que estaba actuando de forma “anormal”.

La búsqueda rusa de capacidades de neutralización en el espacio es “inquietante”, dijo Yleem Poblete, subsecretaria de Estado para el Control de Armas, Verificación y Cumplimiento, en una Conferencia sobre Desarme de Naciones Unidas que está discutiendo un nuevo tratado para impedir una carrera armamentística en el espacio exterior.

Un delegado ruso en la conferencia desestimó las declaraciones de Poblete como infundadas y difamatorias.

El ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, comentó en un foro realizado en febrero en Ginebra que era una prioridad evitar una carrera armamentística en el espacio exterior, en línea con un borrador de acuerdo conjunto de Rusia y China presentado hace una década.

Pero el presidente ruso, Vladimir Putin, reveló en marzo “seis nuevos grandes sistemas ofensivos de armas”, entre ellos el sistema láser móvil militar Peresvet, afirmó Poblete. “Para Estados Unidos esto es una prueba más de que las acciones rusas no se condicen con sus palabras”, agregó.

Refiriéndose a un “dispositivo de inspección de aparatos en el espacio”, cuyo despliegue fue anunciado en octubre pasado por el Ministerio de Defensa ruso, Poblete explicó: “La única certeza que tenemos es que el sistema ha sido ‘puesto en órbita'”.

La búsqueda rusa de capacidades de neutralización espacial “es inquietante considerando el reciente patrón de comportamiento malicioso ruso”, detalló la funcionaria, y su tratado propuesto no prohibirá actividades de ese tipo ni las pruebas ni la acumulación de capacidades de armas antisatelitales.

Alexander Deyneko, un diplomático ruso de alto nivel en Ginebra, desestimó lo que calificó como “las mismas acusaciones infundadas, difamatorias basadas en sospechas o suposiciones”.

COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA