COMPARTIR

Los muertos en todo el país son millares, hasta 10 mil confirmadas, pero pudieran ser más, pues es difícil contabilizar cada caso cuando se trate de personas que padecían otro mal crónico.

ContraPunto/Agencias

13 de septiembre de 2018, Laredo, Texas.- Al confirmarse en Estados Unidos al menos 10 mil muertes por influenza, el departamento de Salud municipal de Laredo, Texas, invita a toda la población a vacunarse a fin de prevenir contagios.

“No queremos ni una víctima fatal de flu (influenza), que todos en Laredo y el área se inmunice contra el virus, cada uno de los últimos tres años, hemos tenido una muerte confirmada por dicho mal y ninguna de estas tres personas estaban vacunadas contra la influenza”, dijo el doctor Héctor González, director de Salud Municipal.

“Estamos en el tiempo preciso para vacunarse”, agregó el médico.

El temor de la gente a que le inoculen el virus y se enfermen casi ese mismo día, debe ser desechado, explicó el galeno, pues es mucho peor a que lo reciban directamente del medio ambiente, ese causará más daño a la salud, por estar más fuerte, alcanzando la persona hasta temperaturas de 104 Fahrenheit, dolores de cabeza y de cuerpo, es mejor estar preparado, ya con la vacuna recibida, antes de enfermarse.

“Tomamos 30 muestras diarias por toda la ciudad, para monitorear la posible presencia de flu, pero la gente no debe decir que se vacunó y rápido se enfermó de influencia, ya la traía en su organismo, lo que pasa es que dura de 10 a 15 días la incubación en nuestro cuerpo”, detalló el doctor González.

Yo le echo la culpa a la vacuna, cuando la verdad es que ya traía el virus atenuado, sí se inyecta éste con la inmunización, pero está controlado, caso contrario ocurre con el virus activo en el ambiente, llegando al organismo de la persona, ese está más fuerte.

Lo triste es que la gente no se vacuna, si acaso el 30 por ciento, esa es la media local, estatal y nacional.

Si se inyecta, semejará un cuadro gripal leve, pero si le da el flu directamente sin estar vacunado, entonces será peor, a un jovencito fuerte, lo encamará por una semana, pero a un adulto mayor con un mal crónico de diabetes, hipertensión, males cardiacos o de inmunodeficiencia, lo puede llegar a matar.

COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA