COMPARTIR

Se trata del posible primer paso hacia el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre el Vaticano y China que fueron cortadas en 1951.

ContraPunto

23 de septiembre de 2018, Roma.- El Gobierno chino y el Vaticano han firmado este sábado un histórico acuerdo provisional sobre el nombramiento de obispos en el territorio de China, informa el Ministerio de Exteriores del país asiático a través de un comunicado.

El Portavoz de la Santa Sede, Greg Burke, comentó que “el objetivo del acuerdo no es político sino pastoral”, y que pasa por “permitir a los fieles tener obispos en comunión con Roma y, al mismo tiempo, reconocidos por autoridades chinas”. “No es el final del proceso. Es el comienzo”, dijo Burke sobre una medida considerada como un posible primer paso hacia el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre el Vaticano y China, que fueron cortadas en 1951.

Cabe mencionar que cuando cortaron los lazos, Pío XII excomulgó a dos obispos designados por Pekín y el régimen respondió expulsando al nuncio apostólico, lo que dio lugar a dos tipos de “iglesias”: una clandestina y otra “patriótica”.

La “patriótica”, denominada oficialmente Asociación Patriótica Católica de China y no reconocida por el Vaticano, fue creada y está estrictamente controlada por el gobernante Partido Comunista, mientras que la clandestina solo responde a la Santa Sede.

En todos estos años de disputa, el gobierno chino realizó diversas ordenaciones episcopales sin el consentimiento del Vaticano, mientras la Santa Sede reclamaba que esa era decisión exclusiva del Papa.

El acuerdo pone, en teoría, fin a ese conflicto, aunque no todos están contentos con el pacto, desde que se comenzó a hablar de la posibilidad de este entendimiento, algunos sectores de la comunidad católica china manifestaron su temor a que el Vaticano cediera mayor control a Pekín y aumentara la “opresión”.

Tras la firma del acuerdo, el papa Francisco reconoció a ocho obispos chinos (a uno de ellos póstumamente) y los readmitió en comunión eclesial. “El papa Francisco desea que, con las decisiones tomadas, pueda iniciarse un nuevo recorrido que permita superar las heridas del pasado realizando la plena comunión de todos los católicos chinos”, nota un comunicado del Vaticano.

El acuerdo con China, donde se calcula que hay unos 10 millones de católicos, se anuncia en un momento especialmente bajo para la Iglesia católica: en medio de graves escándalos por abusos sexuales a menores y un decreciente número de creyentes en Occidente.

DEJA UNA RESPUESTA